Por qué comprar en las plazas de abastos

Uno de los mejores momentos del día es cuando voy al mercado de abastos a comprar el pescado donde mi amiga Ana.
Y digo mi amiga porque después de varios años viéndonos casi todos los días, yo ya la considero mi amiga.

Esta es una de las razones por las que yo compro en la plaza de abastos de mi localidad, porque al conocer a la gente de tanto ir a comprar, puedo preguntarles con toda confianza que productos comprar o cuales no, que me recomienden algo o cualquier otra duda que me surja.

Plaza abastos

Esto es algo que no puedes hacer en cualquier supermercado, porque, en principio, no hay ninguna persona que te atienda y te venda el producto.
Ahora se venden todos los productos envasados, o a granel pero envolviéndolos tu mismo y etiquetándolos tu mismo.

Así es muy difícil saber si las manzanas están maduras o en su punto óptimo, o si los tomates están frescos.

Dejando a parte el tema de ayudar a los productores locales, creo que comprar en un mercado municipal siempre es una buena idea.

Es ir directamente a la fuente de los alimentos, como cuando quieres hacer un flan de café casero le preguntas directamente a tu madre o a tu abuela, pues aquí le preguntas a las personas que están diariamente en contacto con los productos que venden, que los conocen mejor que nadie.

Y cuanto más vas, mejor te conocen, conocen tus gustos, e incluso te reservan los productos que saben que te gustan. Si les dices que un producto te ha salido malo, no tendrán ningún problema en cambiártelo por otro ya que confían en tu palabra.

Pero algo más importante, mantiene la economía local. Si gastamos el dinero en nuestra localidad, ese dinero no se irá a una gran corporación.
Esto crea más puestos de trabajo a nivel nacional.

Con el incentivo de que los productos locales saben mejor y son mejores para todos. ¿Por qué? Generalmente, los productos de los mercados municipales llegan recién recolectados del mismo día, y por eso tienen un sabor más fresco.

El transporte se reduce al mínimo y esto permite que los nutrientes se conserven mejor, desde el huerto hasta tu casa. Además, se reducen los combustibles fósiles y , sin saberlo, estamos ayudando al medio ambiente

Mediante el apoyo a las empresas locales, estamos ayudando a asegurar una presencia fuerte en nuestras comunidades el día de mañana.