Consejos para comprar en un mercado local

Me gusta pasarme por la plaza de abastos de mi localidad para ver todos los productos frescos que se exponen al público.

A medida que avanzamos en la temporada de verano, se pueden ver todas las nuevas verduras y hortalizas que copan en esta época los cestos.

Da gusto comprar en un mercado municipal, pero a veces no sabemos como hacerlo de la mejor manera. Sí, es más sencillo que nos lo den todo envasado y que sólo tengamos que cogerlo y meterlo en el carro, pero no es lo mejor.

Si tienes una barbacoa, te recomiendo que te pases por los mercados locales para comprar la mejor carne y las mejores hortalizas para asar, y si te falta la barbacoa, pásate por barbacoasexpress.com para comprarla.

Verduras de temporada en el mercado

Por eso, aquí están algunos consejos para aprovechar al máximo los mercados locales sin equivocarnos.

Compra los vegetales enteros, sin cortar.

Las hortalizas con raíz como las zanahorias, las remolachas y los rábanos, a veces se venden en un manojo con sus partes verdes y las raíces recortadas. Siempre que puedas, opta por la versión entera. Te van a durar más que las que están cortadas, y los tallos verdes son comestibles y deliciosos.

Sólo compra productos de temporada

Las manzanas pueden ser muy atractivas en los días calurosos de verano, pero no es su tiempo, y para que las puedas comprar han tenido que ser sometidas a refrigeradores industriales desde que se cosecharon el otoño pasado, perdiendo sabor y textura durante todo ese tiempo. En cambio, puedes optar por las frutas de verano, como los melocotones.

Ve a la hora justa

Si vives en una gran ciudad, llega temprano, o paga el precio. Los proveedores venden a menudo sus mejores productos por la tarde. Esto se hace especialmente en los productos perecederos, como pescados y mariscos y carne, que deben mantenerse en hielo para su conservación.

No todo lo que hay en el mercado es lo mejor

La atmósfera del mercado puede engañar. No todo lo que hay en el mercado es lo mejor. Concretamente los alimentos preparados como panes y mermeladas. Seguro que en una panadería local tienen mejores panes.

Conocer el producto

Los productos de un mercado generalmente son diferentes a los de una tienda de comestibles. Tienes que aprender a elegir el tomate más sabroso tan sólo con la vista, el olfato y el tacto, aunque todos parezcan iguales. Aprender a oler un melón.

Haz una ronda de reconocimiento

En mercados de tamaños más grandes, habrá más de un proveedor vendiendo los mismos artículos, ya sean carnes, embutidos, frutas o verduras.
Por eso, antes de comprar, date una vuelta por el mercado ojeando lo que hay en ellos para averiguar la calidad y la madurez de los productos.

Prueba cosas nuevas

Seguro que en el mercado hay varios productos que no puedes encontrar en una tienda. Así que ¿por qué no probar? El mercado es también una oportunidad para salir de tus hábitos y comer más variado.